jueves, 18 de junio de 2009

TN. Lo dejaron Solanas

Debate Capital. Elecciones 2009. Más allá de discutir lo que ya mencionamos sobre Clarín, que se cree dueño del debate democrático a través de sus pálidos rostros (Bonelli, que no es la chechu, y Silvestre, el gato); es necesario analizar que se observó en el debate que obliga a los indecisos a elegir candidatos como consumidor en una góndola. Que falló, que faltó, que sucedió.-

Michetti, La Gaby: Fue el spot, arrancó y si hacías zapping, era lo mismo que la publicidad. Con diálogo, trabajo, etc. No pudo justificar el proyecto de una Ciudad Shopping. Insulsa, como buen candidato que le falta, que lo pusieron, debatía cosas debatidas hace décadas. Como rostro el rostro más cálido de la derecha liberal porteña privatista, discutió y puso sobre la mesa vanalidades. Seguramente va de la mano con la participación del Pro a nivel nacional, o sea una escasa visión de país. Fue una visión tan simple y vacía de las problemáticas de la Capital, que tranquilamente podría haber hecho un debate a solas con el suave Prat Gay. No pudo defender la gestión en capital, el endeudamiento con el presupuesto más alto, las promesas incumplidas (urbanización de las villas, hospitales, subte, zona sur, los 54 prostíbulos?), y sin mencionar que sus socios duhaldistas en Provincia son los responsables de la inseguridad y el deterioro estructural. Ni hablar de Macri defendiendo las privatizaciones hace unos días atrás. Sus ideas para enfrentar los problemas son las mismas que dieron origen a dichos problemas. Soluciones tibias para problemas estructurales. Minería a cielo abierto (que en la cámara va a tener que votar), estructura de la pobreza, mortalidad infantil, étc. Estos son temas que no están en agenda por falta de comprensión. No pudo defender la centralización de la venta de los insumos para los hospitales ni el veto de la ley de estatización y fabricación de medicamentos genéricos (que obviamente son cosas de las que no esta muy enterada).

Prat Gay, Alfonsito: tibio, tibio... Frío. El mismo que no estuvo a la altura de Heller en un debate a solas, que no tiene respuestas al cuestionamiento de Pino sobre sus demandas de recurrir al FMI, banquero liberal con la doctrina del Consenso de Washington bien aprendida durante su estadía, expuso muy suavemente su inmadurez. Soluciones simples como el Ingreso ciudadano a la niñez, entre tantos parches, con el fin de evitar el clientelismo más que una reforma estructural. Sin modelo de país, o con un modelo no declarable, reducido a críticas de despidos y problemas que están ligados a una crisis capitalista y un modelo contra el cual el gobierno lucha. Simplista con cifras interpretadas a la ligera, sin tomar en cuenta el crecimiento previo mucho mayor a la cantidad de despidos. Todos nos preguntamos cuanta gente hubiera perdido su trabajo con esta gente en el gobierno, soportando esta crisis, enfríando el crecimiento, sin la creación de un empleo en blanco y sustentable, sin gasto social permanente. Denuncia cosas que en los países que menciona como modelo, suceden en forma multiplicada y calamitosa. Denuncia impuestos, la forma más fácil de llegar al indeciso, pero a la vez la más difcícil de sostener para cumplir promesas y distribuir el ingreso. En fin, denuncia lo que no hay, y para colmo, lo mejorado (jubilaciones, sueldos, dignidad). Impresentable ante un debate, es el chiche de las viejas que les parece divino, dulce y tranquilo. Temeroso. Verde, está muy verde.

Fernando "Pino" Solanas: Fue más allá. En otro plano, y casi no le entraron golpes. El y Heller discutían ideologías, modelo de país, pues claro, entendieron que van a ser diputados por la nación, representando a los porteños, pero a nivel nacional. Que significa esto, que los diputados representan al pueblo y resuelven problemas de Usuahia a la Quiaca. Como si no le alcanzara ver el plan macabro de todos contra Heller-K, se unió al grupejo, siendo funcional a la derecha del pasado (Gaby y PGay) y logrando seguramente lo que quería, los votos pegándole al Gobierno, y así por cierto ganando el debate. Seguramente el no quería debatir estatizaciones, seguridad, etc. El iba más allá: recursos del estado, denuncias de saqueo al patrimonio público, estatizar el puerto, hacer la PDVsA nacional (YPF en nuestro caso). Dejó cosas que obviamente son muy chiquitas para los otros 2 candidatos, como que la mayor inseguridad en este país es nacer (por la mortalidad infantil) y los accidentes de tránsito, a lo que Heller agregó que es la pobreza. Preocupado en gritarle a Heller, como para arrasar en el debate, logrando aplausos en el estudio, Pino no reconoce nada, o muy poco. Este militante peronista, cineasta popular al que aprecié mucho ocupa el lugar en el que la izquierda puede avanzar, o sea: pegarle a un gobierno progresista, nacional y popular, en búsqueda del voto anti-K que en la ciudad porteña se hace notar. Pino no reconoció esas cosas que reconocía al principio, se puso el traje finalmente de opositor. Que le queda muy bien, aunque le siente como de traidor.

Heller, Carlos: Contra la marea. Sin duda junto con Pino, Heller tiene la cosa más clara y mejor discurso. Aquí en TN no lo sirvió de mucho. Su discurso era para debatir a solas con Pino, claros vencedores del debate. Pero como dijimos, Pino lo dejó Solanas. Heller viene de otro espacio, es un cooperativista, que se unió al proyecto del que venía hablando bien desde su otro partido (PSol), y se puso la capa y la espada. Pero se topó con un debate que se unieron para pegarle, ya que en campaña nadie reconoce nada del otro, a menos que le sea funcional. El era el objetivo de ataque ideal de Gaby y Alfonso para evitar proyectos y propuestas, para zafar del debate de ideas y modelos. Fue claro a cada ataque, defendiendo un modelo para todos, con ganas de perfeccionar lo que falta, como cuando aclaró que se presentó un mejor proyecto de ley que abarque más los problemas de la minería a cielo abierto que tanto critica Solanas, y que ya está en el senado dicho proyecto, a lo que Michetti respondió sorprendida que le parece muy correcto. Heller fue coherente, tiene una respuesta para todas las críticas que son parciales y mal interpretadas (que son las famosas noticias de los medios). Prat Gay es un bocadito para Heller, no es rival, que no sea casualidad que nunca más los pongan juntos a debatir. Heller siempre deschava el oscuro pasado de todos, con resguardo de fuentes periodísticas, con presupuestos impresos e informes publicados, Pino también pero con más mesura para dedicarse al candidato K. Ese pasado que los medios no mencionan. Heller sabe que sus similitudes de base con Pino son más grande, pero no se esperó la embestida del candidato de Proyecto Sur en esas diferencias. Ahí perdió. Estuvo en el debate para decir la verdad, y tuvo que limitarse a resistir las bararidades que se escucharon.

Conclusiones. Este debate arbitrario, donde solo estuvieron los candidatos que están arriba en las encuestas, como es de costumbre, desligó a los demás de la posibilidad de discutir ideas y siquiera de ganar. Se concluyó con que la Gaby, y Prat Gay proponen soluciones dignas de Escuela Secundaria, a los problemas que dilucidan en la televisión. Y tendientes a un ámbito local y administrativo. Lo de Heller se extiende al país, a un proyecto de todos, que hay que mejorar. Y lo de Pino a los recursos naturales, válido pero funcional. Me gustaría que las ideas de Pino estén en cabeza de Heller (cosa que creo que están), pero que no sean razones para oponerse a todo lo bueno que ha logrado este gobierno. Solanas salió bien parado y sin rasguños, descolocando a los otros 2 candidatos de la derecha liberal, ya que el viene luchando hace rato por temas que no están en la agenda de ellos y de difícil comprensión para el Pro y el ACyS. Resultado: el lema es así, "si sos de izquierda y querés el voto de la clase media porteña, pegale al gobierno", pero pegale por izquierda. Pino conmueve, puro y sincero, sin caretas, realista y profundo; pero lo que no logra hacer es convencernos de olvidarnos de los logros conseguidos con este gobierno, tenemos memoria. Salud Pino.

Democracia electoralista. Es bueno agregar y aclarar que este sistema de división de poderes en la argentina, es sin duda paradójico. Pese a que tienen sus funciones bien diferenciadas, hay 2 poderes que están en la práctica estrechamente ligados: El poder Ejecutivo y el Legislativo: tranquilamente podrían formar un bloque subdividido. Elecciones: El poder ejecutivo se elige a través del sufragio (o como decimos los compañeros, el voto popular), el legislativo también y el judicial no. Curiosamente las elecciones legislativas comparten boleta con las ejecutivas, claramente recordado en el 2007. Sus participes circulan de un poder a otro en forma constante, cosa que no sucede con frecuencia en la justicia. En la teoría las leyes están ligadas a la justicia, en su cumplimiento, resguardo, garantía, pero claramente con el ejecutivo en su, valga la redundancia, ejecución. Esta estrecha relación, el cogobierno que promueven muchos, donde los perdedores de las elecciones ejecutivas deberían gobernar desde el legislativo, genera confusión. Gente nueva, ideas viejas, y porque no ideas viejas, gente vieja.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Basta de inutiles traidores mentirosos que lo unico que desean es tener poder y beneficiarse personalmente
Pino tenes mi voto!!!!!!!!!!
Sos el unico sabelo!!

El Izquierdista dijo...

Te Respetamos

Daniel Mancuso dijo...

Me gustó tu análisis, claro y preciso, abrazo

El Izquierdista dijo...

Te agradezco, luego me pego una vuelta!